CÓMO REENCONTRARNOS CON EL PLACER ? ( SEXOLOGÍA QUE AYUDA)

Como la actividad sexual es básicamente lúdica, al perder la posibilidad de diversión, de juego, de comunicación con el otro, perdemos el interés por el sexo. Frente a esto hay que buscar pequeñas pero útiles alternativas que nos lleven al cambio.
El estrés, las obligaciones diarias y la falta de motivación general pueden alejarnos del deseo, de la líbido y de la pasión. Tres elementos esenciales para nuestra vida diaria.
Para reencontrarnos con el placer :
.- Buscar situaciones de encuentro: Esto requiere dejar entre paréntesis todo tipo de problemas o excusas y darse un tiempo para el disfrute olvidándonosde los altercados rutinarios
.- Pedir directamente lo que a uno le gusta: No esperar que el otro adivine, hablen juntos de sus deseos y preferencias .¡Cuidado! No es conveniente sacar estos temas en el momento del acto sexual, ya que pueden provocar incomodidad y malos entendidos.
.-Abandonar la repetición automática: Dar el tiempo necesario para disfrutar de los juegos previos a las relaciones sexuales. Usar la seducción, que el largo camino hacia la culminación del acto sexual no se convierta en un atajo rápido, por el que se viaja en forma stándart, en las mismas posturas y a los mismos ritmos.Con sólo preveer la monotonía del trayecto sexual, surge la desmotivación e inhibición del deseo. Todas las zonas del cuerpo son susceptibles de excitación sexual. El sexo ni empieza ni finaliza en los genitales. La clave es variar el reperetorio y hacer uso de todos los sentidos.
.- Abandonar las creencias erróneas: " El sexo con el tiempo desaparece "," El matrimonio apaga la pasión ", "A los 50 años, es normal que tenga pocas relaciones sexuales, eso es para los jóvenes",etc. No es así. Este tipo de creencias se utilizan para justificar la inexistencia de acercamientos sexuales, de tal forma que la edad o el transcurrir de los años, se transforman en sinónimo de inapetencia sexual y no dejaqn de ser estereotipos distorsionados que venden una actitud asexuada por resignación. La sexualidad se transforma, se amplía, se complementa o enriquece, pero no se extingue con la madurez. Es algo inherente al ser humano, que lo acompaña desde que nace hasta que muere.
.- Ponerse activo : Aguardar con pasividad a que vengan las ganas de tener sexo, puede llegar a ser muy frustrante, uno puede esperar y esas ganas no venir nunca. La espontaneidad del deseo es propia de la primera juventud,o sea es propia del adolescente. Es nuestra responsabilidad ser proactivos en la sexualidad y tomar un rol protagonista en el propio placer.
.-Usar la creatividad : cuando el sexo se lleva a cabo siempre en el mismo sitio,a la misma hora, del mismo dia de la semana, acaba por vivirse como una cita obligatoria, altamente predecible.Si no hay nada que vaya a sorprender, nuevo, distinto, que suponga un incentivo,se cae en el desgano y aburrimiento. Desarrollar la pasión al máximo en todo lo que uno se proponga. La gente que ama el sexo ama la vida y esa actitud es muy atractiva para todo el mundoPara recuperar la risa, las ganas y la creatividad es imprescindible usar nuestro niño interior y tratar de poner en acción el hemisferio derecho de nuestro cerebro: el encargado de todo nuestro potencial creativo. Poner en práctica la capacidad humana de ensayar, proyectar, soñar, imaginar, dar y recibir, generar y adquirir modelos, aprender y enseñar sobre nosotros, sobre los demás y sobre el mundo que nos rodea nos conducirá a disfrutar mucho más de la vida y, por supuesto de la sexualidad.
Material extraído de el Equipo profesional de INEPA. ( Psicología Positiva)  

PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: