ESPIAR CORREO DE UN CASADO

Tengo como vecino a un muchacho que con bastante frecuencia recibe correspondencia.Desde que llego a mi barrio (Caballito) me enamore de el. En varias oportunidades nos cruzamos,al pasar lo saludo, me responde y eso es todo. Yo necesite saber sobre su vida, conocerlo mas y hasta soné poder ser su novia algún día.No sabia que hacer para llamar su atención, me vestí y maquille de modo llamativo,trate de salir cuando el lo hacia y forzar así algún encuentro. No me anime a ser mas osada, porque inconscientemente temía un rechazo.Un día se me ocurrió la idea de recibir su correspondencia y con el pretexto de entregarla en sus manos, ir a su casa para verlo y tener la oportunidad de un acercamiento.Así lo hice, intercepte al chico del correo,le dije que yo estaba a cargo de recibir la correspondencia, cuando fue necesario, firme la planilla y así comenzo mi plan.
Realmente me volvía loca la idea de abrir esos sobres de diversos tamaños y ver sus contenidos,
pero ya era demasiado.Me alegre de que por lo menos ya sabia su nombre y apellido y además los remitentes eran todos de empresas y cosas por el estilo.Cada vez que le entregue sus cartas,el lo agradeció amablemente.Día tras día me esmere mas y mas en mi arreglo personal, y el no lo noto nunca.Vigile todos sus movimientos,cada vez que llegaba y se marchaba.Descuide todas mis
cosas,estudios, amigas, etc. Hace días lo vi llegar con una chica muy bonita,me acerque como de costumbre a entregarle las cartas,el me vio venir y le dijo a ella: "mi amor, la chica me trae toda
la correspondencia,toma la vos por favor"Me quede paralizada,le di las cosas, ella me agradeció y me fui. Ellos entraron juntos a la casa y me quede despierta hasta muy tarde esperando a que ella se marchara ,pero no lo hizo.Me sentí muy mal, pero luego me conforme pensando que tal
vez seria una relación casual.Así transcurrieron cuatro meses. Note que ella visitaba la casa de el
con mayor frecuencia y se quedaba a dormir. No quise darme por vencida y seguí obstinada con
mis ilusiones y con el trabajo de llevarle la correspondencia. Una mañana, mi mama conversaba
con una vecina acerca de los nuevos vecinos.Alcance a escuchar que se trataba de un matrimonio
que ella trabajaba en la ciudad y también viajaba por la zona debido a que era visitadora medica-La vecina continuo comentando que proximamente dejaría de viajar tanto , ya que se hallaba con
un embarazo de tres meses.Mis ilusiones se derrumbaron,ya no tenia esperanzas con un hombre casado,próximo a ser padre y encima que no me registraba. Caí de mi enamoramiento obsesivo
a una triste desilusión.Legue a la conclusión después de cuestionar me mucho, que no hay que
insistir cuando las cosas no se dan.Que no hay que crear falsas expectativas y que no hay que
valerse de técnica como la de hacer ce cargo del correo ajeno.Valeria.29/9/2.008.-
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: