COMO HACER PARA NO SUFRIR LA PERSECUCIÓN DE MI MADRE

Tengo 38 años , mi seudónimo es Nacho y soy hijo natural. Una sola vez me atreví a preguntar a mi madre sobre mi papá y me dijo que la había abandonado ni bien se enteró de su embarazo. Nunca quizo tocar más el tema y cuando yo decía que quería conocerlo se ponía de muy mal humor. Mi madre es muy buena mujer, me ha criado con esfuerzo y lucho mucho, me dio demasiadas cosas materiales, pero no me dio, ni me da libertad. Los fines de semanas durante toda la vida permanezco junto a ella. En dos oportunidades traje a casa a dos chicas, la primera cuando iba a cuarto año de secundaria y mi madre le pidió que se retirara. La segunda trató de ser amable y hasta le llevó un regalo que mi madre no aceptó. La atendió esa tarde pero me pidió que no volviera a traer a nadie, que mis cosas las arregle fuera de casa, yo sólo las había llevado para que la conocieran. Y cuando afuera de casa? si cuando no estoy trabajando estoy con ella? He tratado en vano desde muchos años atrás salir con mis amigos los sábados, pero ella especulaba con sus malestares y demás. Todo es simulado, ya me lo dijo el médico, ella está bien.. Cuando me cambio para salir , se pone a llorar me dice que va a quedarse sola, que tiene miedo, que la inseguridad etc. etc. y a mi me da pena ver que llora y me quedo a su lado. Todo el mundo me dice que estoy desperdiciando mi vida. Me siento en deuda con ella,siento la presión de todas las cosas que pasó por mí y de todo lo que logre gracias a su enorme sacrificio. Hoy día tengo un negocio, económicamente me va bien. Además tengo un título, pero no tengo la libertad para conocer gente del sexo opuesto, chicas, de formar una familia. quien me ve y me trata jamás lo creería, porque parezco una persona desinhibida, simpática, sociable y sin embargo realmente me siento un ente que depende de su mamá y que no se atreve a contradecirla, llámese por respeto, agradecimiento, pena o lo que fuere aún no sé ,pero no puedo rebelarme y cada vez es peor porque ella se va haciendo mayor.-Necesitaba contarlo y recuerden el refrán que todo lo que brilla no es oro. Me siento muy identificado con él. No soy lo que parezco, nadie imagina la persecución que mi madre ejerce sobre mí y yo no puedo , no logro hacer nada.
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: