INTOXICACIONES EN NIÑOS POR ANALGÉSICOS, ANTIDIARREICOS, ANTIESPASMÓDICOS, GOTAS NASALES, TRANQUILIZANTES

Los analgésicos se indican para calmar dolores  o para  bajar la fiebre pero, si se aumenta la dosis o la frecuencia con que se toman, el niño se puede intoxicar. El efecto del antitérmico produce entonces la acción contraria y aumenta la fiebre.En este caso, el niño necesita internación hospitalaria inmediata, pòrque presenta un cuadro  de " acidosis sanguínea! ( esto es un elevado grado de acidez en la sangre) . Muchas veces, para la recuperación es necesario recurrir a transfusiones, a sueros y a distintos lavados de sangre.
Nos cuidaremos de ofrecer por ejemplo aspirinas como caramelos. Cuando el niño deba ingerir un analgésico sea el que fuere, no intentaremos de convencerlo de que los tome con el argumento de que son ricas o dulces, porque ellos los toman como golosinas. Por otra parte, evitaremos que los medicamentos queden al alcance de los pequeños.
Antiespasmódicos: el suministro exagerado de antiespasmódicos puede encubrir síntomas de afecciones agudas como la apendicitis y la invaginación intestinal. Al retrasar el diagnóstico de estas enfermedades ( si las hay) , que requieren tratamiento urgente puede producirse un "ileo"( parálisis del intestino). Esto se manifiesta con distensión abdominal, (pancita hinchada) con vómitos biliosos, y porque no hay movimiento ni ruidos intestinales.
Intoxicación por laxantes : Esto deshidrata al niño y le destruye la flora intestinal con consecuencias que pueden adquirir gravedad. Sus síntomas mas comunes son : diarrea, vómitos, decaimiento.
Los antidiarréicos : dar demasiada cantidad o con mucha frecuencia puede  provocar un cuadro de constipación que puede originar también un "ileo", al cual ya nos referimos mas arriba.
Gotas nasales : No se debe abusar de ellas porque son vasoconstrictoras , es decir que pueden producir  hipertensión arterial, hemorragias nasales, y, hasta provocar adicción, porque tienen un efecto "rebote". El enfermito se congestiona cada vez más y por consiguiente necesita más dosis.
Tranquilizantes : En realidad quisieramos pensar que el niño no necesita este tipo de medicación, sin embargo, sabemos que existen situaciones en que se administran sedantes, Conviene advertir que, ingeridos crónicamente producen adicción. Posteriormente retrasarán el crecimiento del niño porque generan apatía y ésta, a su vez , pérdida del apetito.
Proximamente publicaremos otro tipo de intoxicaciones en niños.
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: