CAMBIÉ MI RELIGIÓN , NO SOY JUDIA, SOY EVANGÉLICA SOLO POR AMOR

Mi nombre es  Judit ( mi nombre en hebreo significa "la judia") que contradiccion no? tengo 27 años y nací en un hogar donde se profesa aún la religión Judía. Conocí  a un muchacho, del cual me enamoré ni bien lo vi. Cuando empezamos a salir ninguno habló de su religión hasta que un día Sergio  debido a mi apellido, me lo preguntó y le dije que era judía , que toda mi familia , mis antecesores también lo eran y él me dijo que el tema de la religión era muy delicado . Su familia numerosa eran todos e inclusive él,  eran Evangelistas.
Pasamos al principio mucho tiempo discutiendo sobre el tema de las distintas religiones. Yo lo amo y él también . Decidimos casarnos porque quedé embarazada y queríamos hacerlo por ambas religiones. Mi familia se opuso. Me dijo que lo decidiera, o me quedaba con el Judaísmo o renunciaba a ellos. y pensé en mi hijo que venia al mundo , en que si las cosas fueron de ese modo y Dios me mandaba un hijo, seria porque nos queria ver juntos, en el amor de mi vida y en mi futuro y decidí convertirme en Evangelista.
Hace cuatro años que nos casamos y tenemos un chiquito de tres años y siete meses. Somos muy felices. Mi familia no me habla . Sólo tengo trato con una prima soltera. No conocen a mi hijito, para ellos es mas importante la Religión que les impusieron desde hace montones de años sus antepasados. Para mi es mas importante el amor y la familia que logré. No estoy arrepentida de haber tomado esta decisión aunque confieso que me costó mucho adaptarme a las costumbres de ellos, para mi era todo nuevo e incomprensible por momentos. ,y sobre todo sufrí muchísimo al dejar de ver a mi familia , aunque sin que ellos lo sepan , me preocupo de saber como están y tengo la esperanza de que algún día conozcan y disfruten a mi hijo Juan Ignacio y a todos los que en el futuro vendrán.
Mi marido es una persona buenísima, excelente esposo, vive para nosotros y se preocupa en demasía. Su familia me quiere y me lo demuestra de muchas maneras.Yo creo que valió la pena. Reitero que me resultó difícil y doloroso pero no imposible. Por eso quiero que sepan las personas, sean de la religión que fueren, que el amor está por sobre todas las cosas y que no pierdan de ser felices por renunciar a lo que les imponen. o a renunciar por haber nacido en un hogar con diferente religión o también puede darse en otros cultos, políticas , o elecciones de vida.-No dejen que nada los aleje del amor verdadero.-   
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: