ENAMORADOS ADOLESCENTES,LO IMPOSIBLE NO EXISTE ( HISTORIA REAL)

Esto sucedió en Chacarita, mi amiga Camila de 17 años y Leandro de 19 se enamoraron locamente.Al punto de resistir a todo. Ambas familias eran de la zona y desde hacia tiempo estaban enemistadas, fue a causa de la compra y venta de un automóvil que los padres de Leandro vendieron a los de Camila, se insultaron mutuamente y se pelearon mal, practica mente se odiaban y ambos padres prohibieron a sus hijos saludarse o entablar cualquier conversación Los chicos se encontraron una noche en un cumpleaños de quince y allí comenzó su relación.Mi amiga me tenia al tanto de todo, yo fui su confidente y cómplice.Camila comenzó a trabajar en una inmobiliaria y se escapaba cuando podía o a la salida se veía con Leandro, lo hacían en los supermercados para pasar desapercibidos en medio de la gente, me contaba que no era nada romántico tomarse de la mano entre las latas de arvejas, o despedirse tirándose besitos entre las góndolas.Un día vieron a un vecino del barrio comprando en esa zona y se asustaron y decidieron que no eran seguros los lugares donde concurría tanta gente.Entonces a Camila se le ocurrió la idea de encontrarse en el Cementerio, allí nadie los podía ver. Realmente se sentían muy mal,pero no tenían otra opción.Pensaron en la posibilidad de verse en otro lugar, y hasta soñaron con irse de sus hogares,pero sabían que Camila era menor de 18.Ni siquiera tenían un auto como refugio. Camila comenzó a tener pesadillas todas las noches, el lugar de sus encuentros la angustiaba mucho y le parecía una falta de respeto, de modo que entre esa sucesión de sentimientos de angustia, estrés, culpa y demás la llevaron a los ataques de pánico y fobia. Leandro no pudo soportar sus ausencias, el sufrimiento de no verla , la desesperación de saber que estaba mal,vino en busca de ayuda y le sujerí que se comunicara con los profesionales que atendían a Camy, la Psiquiatra y la psicóloga. Así lo hizo, fue lo mejor, porque gracias a la mediación de ellas, que lo hablaron con ambos padres, hoy día Camila sigue con su tratamiento pero a su lado está Leandro apoyando la con su amor y dedicación,me siento muy feliz por ambos .Sé que Camy en poquito tiempo más estará totalmente bien y esto sirvió para que una pelea de adultos sea algo insignificante ante el amor y ante la salud de alguien a quien amamos.Las familias tuvieron su lección. Lo rescatable es que los chicos pasaron por duras pruebas y siguen juntos. Me quedo con las palabras que en una oportunidad le escuche decir a la psicóloga"el amor hace que cualquier locura tenga mucho sentido" TIZIANA.de CHACARITA.
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: