LARA BERNASCONI Y JIMENA CYRULNIK CUENTAN TODO DE SU ANOREXIA

Sin pudor Jimena Cyrulnik y Lara Bernasconi cuentan todo, desde que llegaron a pesar 39 kg. hasta quedarse en cama todo el día para no tener que comer.Dos historias en las que muchas se sentirán identificadas y también ayudadas.Jimena tiene 32 años y Lara 30, ambas presionadas por el medio tocaron fondo al enfermarse de anorexia, hoy pueden definirla como "es una forma de llamar la atención".La anorexia es un lento suicidio, la familia tiene que estar atenta. Jimena cuenta que el detonante fue el haber comenzado a los 14 o 15 años a trabajar en este medio de las modelos.Se veía en los Desfiles de Giordano y decía "que grande tengo la cola".Tardó unos años en enfermarse seriamente , pero empezó como todas ,dieta tras dieta.Obsesionada en bajar de peso.No todas las modelos se enferman, sólo lo hacen las más débiles.Confiesa que para ella estar extremadamente flaca , fue no querer crecer,ella creía que cuanto mas flaquita era, cada vez le entraba mejor la ropa de la sobrina.No quería afrontar la vida, asumir responsabilidades, hacerse cargo de la familia.Reitera:" yo tuve anorexia crónica" realizaba grandes ayunos y hasta llegue a vomitar. Mide 1.57 y llegó a pesar 39 kg.Mentía, decía que ya había comido .Leyó a Osho y quizo ser budista e irse a la India, hasta que cayó en sus manos la historia de Jesús y le encantó, le fascinó y la Biblia cubrió el vacío que había en ella. Se metió en el mundo del alcohol y de la droga porque según confesó estaba desequilibrada.No se perdona muchas cosas y está arrepentida, su vida ahora es otra , esta muy bien y como el ave Fénix renació.- En cuanto a Lara Bernasconi cuenta que llegó de Tucumán a Buenos Aires cuando tenía 17 años, era inmadura y quería triunfar.Empezó cuando se usaban las modelos super-flacas.Ella venía del ambiente del interior, vivía al pie de la montaña, fue tremendo, sin experiencia entrar de golpe en el mundo del modelaje.Vivía sola en un departamento, su familia había quedado en Tucumán. Lara fue bulímica sólo un mes.Vivía metiéndose los dedos en la boca para vomitar.En los desfiles las productoras le decían que estaba gorda y entonces se pasaba días enteros con dos galletitas y calabaza.Su gran trauma eran las piernas, arruinó a causa de ellas muchas cosas, salia con un chico y en lugar de disfrutar, se lo pasaba mirándose las piernas,tenia rechazo a las relaciones sexuales porque le daba vergüenza su cuerpo. Cuenta que se enfermó porque tenia miedo al fracaso.Tenia miedo de volver a Tucumán derrotada. Mide 1.76 y en ese entonces pesaba 51 kg. La anorexia le había cambiado el carácter, estaba ciclotímica e hiperkinética.No quería parar ni un segundo para no tener que pensar en la comida.Una amiga le ayudó a ver la vida diferente.Le hizo leer cosas que le ayudaron a su evolución espiritual, la ayudó a volver a su esencia.Además hizo terapia, porque se puede empezar a comer, pero la cabeza sigue complicada sino se tiene la ayuda de un profesional.Su amiga tuvo la lucidez de llamar a la mamá,ella también es psicóloga, viajó mucho más seguido a Buenos Aires y llevó a Lara a un nutricionista que le enseñó a comer de nuevo, como si fuera un bebé..Le quedaron algunos problemitas de salud, ella dice que esta enfermedad se cura con el tiempo. Hoy es empresaria tiene un local de zapatos y accesorios en Palermo Viejo.Estas dos jóvenes mujeres sufrieron el mal de la sociedad que impone la moda de estar flacas, por más que se diga lo contrario,si tenes 4 kg. de más ya sos una obesa.Aún no hemos aprendido de otros países en donde las mujeres no están tan pendientes de la balanza. porque la sociedad no les impone la moda de ser flaca, ni las discrimina por tener unos kilitos de más. Maite (asesora de vestuario)Buenos Aires.-
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: