VOLVI A CASARME CON MI MARIDO

Nos conocimos en la secundaria y fuimos novios durante seis largos años.Nos amamos mucho,
pero nos peleábamos siempre.Decidimos compartir nuestras vidas y nos casamos.Para todos
eramos la pareja ideal,perfecta.Desde un principio, nuestra vida cotidiana fue un caos, lo único
que teníamos en común,era nuestro recíproco y gran amor.Pensamos que eso,salvaría todos los
obstáculos.No fue así. Todo lo que yo hacia ,el lo criticaba.No coincidíamos en nada, si yo quería salir al cine, el prefería quedarse en casa.La comida que yo cocinaba con esmero,la comparaba
con la de su mama.Se burlaba de todas mis amigas y si me venían a visitar, las trataba con gran y notoria indiferencia.Si veíamos una película, terminabamos discutiendo por la interpretación de la misma,el quería tener siempre la verdad. Por mi parte ,me molestaba casi todo de el,modales,
costumbres,hasta cuando hacia ruido para morder una tostada.Comenzamos así y luego con los meses de convivencia todo empeoro.Todo era una continua discusión.Un día lo decidimos ambos,
de común acuerdo, debíamos separarnos.A los dos nos dolía mucho,nos amábamos aunque no
lo puedan creer,pero era fatal tener que convivir todos los días con alguien que nos contradice y
con quien chocamos continuamente.En alguna oportunidad hasta llegamos a arrojarnos objetos
mutuamente y luego nos pedíamos perdón.Fui a vivir a la casa de mis padres. El ,alquilo una casa
lejos del departamento que habitábamos.Cada cual tomo su camino.Solo tenia sus noticias por el
abogado que se ocupaba del divorcio. Sufrí muchisimo,llore, lo extrañe por largo tiempo.Cuando lo vi en el Estudio para firmar los papeles, me di cuenta de que seguía amándolo.Creí leer en sus
ojos,que el sentía lo mismo.Me dedique al trabajo únicamente, crecí mucho en ese aspecto y en
muchos otros.Pasaron dos años, algo mas.Una amiga me presento a un muchacho.Al principio,
no le di importancia,pero con los meses fui descubriendo que era una persona dulce,compañero y
con quien podía compartir gustos, opiniones,salidas.Nos pusimos de novios y al poco tiempo nos
casamos.Estuvimos juntos seis años y medio, en ese tiempo quede embarazada y tuve una niña
que ahora tiene dos años.Siempre supe que el no era "el amor de mi vida" pero a su lado estaba
tranquila, contenida y había formado una familia.Hasta que un día, a la salida de un restaurante
lo vi a el, a mi novio de la adolescencia, a mi ex-marido.Iba del brazo de una mujer.Me vio y note
que se quedo paralizado,me miraba sin ningún disimulo.Seguí mi camino,junto a mi nuevo esposo
y mi pequeña hijita.Parecía que el destino estaba empeñado en que volviéramos a encontrarnos.
Salia yo de una librería,esta vez iba solo con mi nena y el pasaba por la vereda.Se detuvo, no me
dijo ni una palabra,solo le tomo una manito a mi pequeña y me pregunto ¿es tuya? yo asentí con
la cabeza, el agrego "podía haber sido nuestra". Salí casi corriendo,subí a mi auto y me fui. No lo
sabré, pero quizás me seguía. Nuevamente lo encontré, esta vez en la calle, caminando.Se acerco
y me propuso ir a tomar un café "como dos viejos amigos",me dijo. Acepte.Allí hablamos de todo
de nuestra inmadurez de aquellos años,de las tonterías que hacíamos.Reímos recordando.Luego
nos quedamos los dos en silencio.Era cierto, le dimos una importancia tremenda a cosas que no
la tenían y echamos a perder nuestra vida juntos.Nos despedimos. Esa noche no pude dormir
me cuestione un montón de cosas y así pasaron varias semanas pensando¿ soy realmente feliz o
me conformo con un hombre bueno, tierno,pero al que no amo?.Una tarde mi ex. fue a la salida
de mi empleo, no se como consiguió la dirección.Le pedí que se marchara.a los pocos días regreso
y cuando quise rechazarlo, me tomo del brazo y me dijo que al verme ,el ya no podía continuar con
su pareja, que la había dejado y estaba libre ,solo y dispuesto a casarse nuevamente conmigo.Me
impactaron sus palabras,porque lo conocía bien y supe que eran sinceras. Tome la decisión.Hable
con el padre de mi hija, le conté toda la verdad,el solo conocía una parte.Arreglamos el tema de la
nena,el era y es su papa,de modo que seguiría viéndola y llevándola a su casa.Le pedí perdón, el
me respondió que prefería esta cruel y triste verdad a una infidelidad. Al padre de mi hija Clara,
le tengo un enorme cariño,es una gran persona.Me case con mi ex-marido, somos muy ,pero muy felices.Ama a mi hija como si fuera propia y la consiente aun mas que yo.Logro que mi niñita se
haya encariñado con el. Hemos madurado los dos,todo es distinto,nos llevamos muy bien y todo
lo que antes era discusión,se torno en una convivencia feliz ,en compartirlo todo,en consultarnos
todo y ahora solo resta darle a Clara una hermanita/o.
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: