LA ELEFANTE MARA ME RECONOCIO..

Hace algunos años llegaba a Mar del Plata, un gran circo.La gigantesca carpa estaba ubicada en una especie de rotonda ubicada en la Av. Martinez de Hoz.Cerca de la carpa , habia trailers,casas rodantes y cerca de la pasarela que simulaba una vereda,estaban las jaulas con animales,ademas, habia un lugar rodeado de lonas donde se hallaba Mara, ella era la elefante estrella del circo,todos los chicos la adorabamos, algunos se atrevian a subirse encima,supervisados por el cuidador. yo la admiraba y le temia, un sentimiento ambivalente.Recuerdo que le pedia a mi mama que ella le diera las palomitas de maiz a Mara.Ver esa enorme trompa llegar a las manos de mi mama, con movimientos envolventes que se llevaban todo y luego ,una y otra vez lo repetia.Hasta que el cuidador ponia los limites y ya no le permitia comer mas.Ver a Mara tan cerca de nosotros me producia ansiedad y alegria a la vez, me gustaba estar fuera de la carpa,preferia ver a Mara alli de cerca, que estar dentro de la carpa,disfrutando de todo el espectaculo.Despues de todo Mara tambien ofrecia una funcion alli , en la vereda. Saludaba, levantaba su patita,se balanceaba al ritmo de la musica que se oia desde el circo,o hacia otras cosas graciosas,los chicos la aplaudian y tambien la imitabamos.Todos los años llegaba en verano el famoso circo, con sus coloridos ,luces con las pintorescas casas rodantes y los enormes camiones con sus artistas , animales y tambien con Mara.No recuerdo exactamente cuantos años pasaron si cuatro o cinco consecutivos en que el circo nos visitaba. Un verano , el circo no vino a Mar del Plata y al año siguiente tampoco. Pasaron seis años y nunca mas supimos de Mara. Pero una tarde de sol, ibamos en el auto por esa avenida hacia la playa . Por entonces yo habia cumplido los 11 años, siempre me gustaron los animales y como casi todo niño le habia tomado mucho cariño. Me entristecia ver que llegaban otros circos y espectaculos y que "el circo de Mara" como le llamabamos no volviera mas. Creo que mi familia la extrañaba tambien. Les cuento que esa tarde entre los autos , la gente , las bocinas y ruidos de la calle y en esa locura del verano,veo por la ventanilla del auto que el circo habia llegado otra vez a la ciudad. Mi alegria fue inmensa, nadie puede imaginar la ansiedad por ver si estaba Mara. Cuando nos fue posible estacionar y descender, nos dirijimos al predio del circo.Con el apuro y la emocion no compramos las"palomitas de maiz",pero igualmente fuimos hasta donde estaba el elefante, la observamos desde unos cuantos metros, habian muchos niños y gente adulta tambien y no lograbamos saber si seria Mara ese animal. tratabamos de llegar al lugar ,pero era imposible acercarse. Para enorme sorpresa nuestra y de todas las personas que estaban alli,Mara estiro la trompa hasta mi mama, que tenia sus brazos cruzados y la toco, mi madre entonces descruzo los brazos y abrio las manos ,como lo hacia antes, claro que esta vez no tenia las palomitas de maiz. Mara hacia que tomaba el alimento ,envolvia su trompa y volvia por mas. Sali corriendo en busca de pochoclos o lo que fuera y Mara en tanto ante los ojos atonitos de los presentes,seguia estirando su trompa y mama como no tenia que ofrecerle,la acariciaba con infinita ternura.Nosotros no teniamos ninguna duda de que ese elefante era Mara y de que nos habia reconocido.Llegue con los pochoclos y me acerque para darle yo mismo el alimento,ya no era el pequeñito de casi cuatro años,esa era la edad que tenia cuando la conoci. Pero ocurrio que Mara me ignoro, no me reconocia, seguia con sus idas y vueltas de trompa envolvente hacia mi mama. Claro pense, yo creci, no me conoce, estoy mas alto y delgadito.Nos acercamos hasta el lugar donde estaba el cuidador, segun mis padres,era el mismo de siempre, yo no me acordaba. Le pregunte como se llamaba el elefante y me respondio:es un elefante hembra y se llama Mara. Le contamos lo ocurrido y solo acoto. "memoria de elefante",nunca lo oyeron decir.......................
PULSA AQUI →

2 comentarios:

Luk dijo...

Me alegro saber que tenés un buen recuerdo de Mara, ella era nuestra mascota, mi abuelo y mi papá fueron los que la trajeron al país y estuvo muchos años junto a nosotros, a veces con mi papá la visitamos en el zoo de buenos aires y sabés que? es verdad también nos reconoce, memoria de elefante jejeje. Me encantó leer tu relato.
Saludos, Luk.

Luk dijo...

Me alegro saber que tenés un buen recuerdo de Mara, ella era nuestra mascota, mi abuelo y mi papá fueron los que la trajeron al país y estuvo muchos años junto a nosotros, a veces con mi papá la visitamos en el zoo de buenos aires y sabés que? es verdad también nos reconoce, memoria de elefante jejeje. Me encantó leer tu relato.
Saludos, Luk.

Ingresa tu correo electronico: