SEXOLOGÍA: LOS HOMBRES DESPUÉS DE LOS 50 AÑOS ( REAL)

Soy uno de tantos anónimos que sólo nos atrevemos a contar lo que nos ocurre con cierto reparo a un profesional y pidiendo absoluta reserva.Tengo 54 años y nunca antes había tenido temor sobre mi sexualidad. Me ocurría desde hace un tiempo que ya no funcionaba como antes, que me costaba llegar al coito y que tenía ciertas dificultades erectivas.Los hombres en general somos reacios a contar nuestras intimidades de este tipo. Leí, busqué y al fin decidí consultar con un sexólogo, porque este tema me perjudicaba en mi vida cotidiana.No lo hablé ni siquiera con mi esposa, tenía la secreta e ingenua esperanza de que ella no se diera cuenta.En mi primera sección con el profesional, me refiero al sexólogo, me sentí un poco más tranquilo, ya que me enteré de que no soy el único al que le suceden estas cosas.Además me dio algunas pautas como la de, en primer lugar aceptarlo y conversarlo con mi mujer. Así lo hice, ella lo sabía y fingia no darse cuenta para no lastimarme, fué una gran tranquilidad hablar del tema con ella y llegar a un entendimiento. Me recomendó algo fundamental y es no obsesionarme con el tema. También el sexólogo me explicó que los juegos preliminares son muy importantes, como así también más estímulo. Comento esto por si le sirve a otros hombres que como yo tenía cierto pudor. El sexólogo me sugirió alguna técnica de relajación como darse un baño, hacerse masajes, ver una película erótica.No insistir si nos sentimos cansados, o con sensación de nerviosismo, miedo tensión o ansiedad ya que el organismo segrega adrenalina y justamente esta sustancia es la que produce la pérdida de erección, entonces mientras persista este estado no insistir. De todas formas a cualquier edad si un hombre presenta depresión, diabetes, problemas de tabaquismo,hipertensión, o toma ciertos medicamentos, etc. esto explica que pueden tener determinadas dificultades erectivas o sexuales.Pero por suerte existen numerosos casos que en la actualidad encuentran solución y cura. Esto nos da mucho optimismo. Es necesario consultar al especialista. En este caso yo les sugiero un médico urólogo y un profesional licenciado sexólogo. Es mi humilde aporte en bien de la comunidad. Anónimo de La Plata.
PULSA AQUI →

No hay comentarios:

Ingresa tu correo electronico: